Si alguno

sábado, 16 de enero de 2016

Muchos serán los que busquen entrar y no podrán



      La Biblia enseña que son pocos los que se salvan.





Ver video: La Biblia enseña que son pocos los que se salvan


     Si después de ver este video, su vida no cambia, es muy mala señal, eso quiere decir que usted cree que Dios es un mentiroso,  corazón inicuo aquel que cree que Dios es como él, verdad infalible es: son pocos los que se salvan, testimonio y palabras de la boca del Salvador, de su Iglesia Católica y de sus santos. Si después de ver todo el video, su comportamiento no cambia, es señal evidente que ha alcanzado un grado alto de iniquidad, un grado tan alto hasta el punto de creer que Dios es un mentiroso, este es el motivo principal porque algunas personas siguen igual o peor después de conocer la Verdad, ellos creen que Dios les está mintiendo y deciden no cooperar con la gracia de Dios para su conversión, igual pasa con los católicos malos, ellos no actúan en consecuencia ni cooperan con la gracia de Dios al conocer la verdad, sus dudas, falta de fe, su falta de cooperación con la gracia de Dios, se debe al mismo pecado,  en el fondo creen que Dios les ha mentido, esta es una de las razones por las que ellos no tiemblan cuando se enteran de un hecho dogmático, por ejemplo: Que Dios es infinitamente poderoso.... basta leer semejante sentencia para temblar hasta la muerte, para darnos cuenta de nuestra nada y ser humildes, pero el corazón inicuo se rechaza a seguir cooperando con la gracia de Dios y duda de esta verdad, como si Dios fuese un mentiroso. Intentará refutar que él cree y tiene la fe, te demostraría que es totalmente falso, Santiago 2,18 Y al contrario, alguno podrá decir: ¿Tu tienes fe? Pruébame tu fe sin obras y yo te probaré por mis obras la fe... Tienes la fe, pero es una fe muerta.


     Todo aquel católico que no coopere con la gracia de Dios y no se convierta ante las verdades reveladas por Dios, simplemente es porque está empezando a creer que Dios es un mentiroso. Si creyera realmente en Dios, respondería inmediatamente como San Antonio abad que al oir: Si quieres ser perfecto, ve y vende todo lo que tienes y dalo a los pobres.. actuó en consecuencia y se fue al desierto y perseveró hasta el último día de su vida, perseveró porque nunca creyó que Dios es un mentiroso, nunca dudó de Dios, oh pecador... medita nada mas en la gravedad del pecado por llamar a Dios mentiroso, medita en el estado de tu alma al creer que Dios es un mentiroso.. Todos los condenados creían en este mundo que Dios es un mentiroso, y ahora tienen el gusano de conciencia que los corroe y que sufrirán por toda la eternidad ante semejante pecado, todos ellos creían que Dios es un mentiroso, cuando realmente los mentirosos fueron ellos.


 San Antonio, Abad 250
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...