Si alguno

miércoles, 6 de abril de 2016

Antipapa Pablo VI no fue homosexual, él fue la Bestia Dragón rojo



 Periodistas, algunos sacerdotes, creían que el comportamiento afeminado de Pablo VI se debía a una conducta homosexual, cierto es, que Giovanni Battista ayudó en la infiltración comunista y de homosexuales durante la década de los 40, 50, 60 en Roma.
  
        El caso es, el hombre de pecado quería desviar la mirada de él y que los católicos no tuvieran un mínimo de sospecha de que era él, el cumplimiento de las profecías del libro de Daniel, si hubiese ocurrido, hubiera ayudado a que los cristianos se dieran cuenta automáticamente que la secta del vaticano II no es la Iglesia Católica, desconfiarían de él llevándolos a buscar la Verdad o al conocimiento de lo que estaba pasando, y más rápidamente, darse cuenta que él era un usurpador de la Sede de Pedro. El Dragón quiso pasar desapercibido queriendo asemejarse a un homosexual, o a un perverso de conducta inmoral para evitar cualquier sospecha que indicara que él fue el hombre de pecado de quien advierte San Pío X



        Recordemos que a la Bestia Dragón rojo le gusta asumir varias personalidades diabólicas o pecaminosas para llevar a las personas a la perdición. Pablo VI no solo asumió la personalidad de un  Papa, también aparentó ser un homosexual para engañar a las personas. Fue tanto el grado de engaño, que inclusive la falsa aparición de Bayside en Nueva York menciona que había un "doble" en Roma, y que el entre comillas "verdadero Pablo VI" estaba secuestrado, con el fin de dejar libre a Pablo VI de responsabilidad alguna de lo que estaba sucediendo y mucho menos se dieran cuenta de que él era el hombre de pecado, quería que las personas siguieran dentro de la secta del vaticano II hasta llegar al punto que negasen el dogma de la Trinidad al conocer la herejía de la libertad de culto, enseñanza central de esta secta. Ese es el fin diabolico de esta secta, que las personas nieguen el Dogma de la Trinidad, por eso tanto esfuerzo del diablo para que las personas sigan dentro de la misma. Su rostro desfigurado y diabólico, dio base para que algunos creyeran en esta falsa aparición y engañó a muchos falsos tradicionalistas, inclusive, inocentemente católicos creyeron que él era un hombre poseído totalmente, cuando la realidad es que él fue la Bestia y estaba asumiendo distintas personalidades debido a sus dos naturalezas, él podía fácilmente lograr esto, porque era el Dragón engendrado, el llamado Diablo y Satanás, el hombre de pecado. En poco tiempo ha asumido varias personalidades


En un momento puede parecer Batman





Un Chimpancé




 


Un oficial de la marina Rusa:





Nuestra Señora de las gracias


 


A Juan Pablo II


              


Una estrella de cine


                       


Personificando su antigua profesión de agente KGB


                  


                      A James Bond






Al hombre de hierro





Aquí no oculta su otra naturaleza, aparece la Bestia en la frente, precisamente en un documental llamado el hombre de hierro, esta era el mismo apodo del dictador Stalin en tiempos de la unión soviética


 Stalin


Recordemos que la Bestia que ve el Profeta Daniel tiene dientes de hierro: Daniel 7,7 Después, seguí mirando en mis visiones nocturnas, y vi una cuarta Bestia, terrible, espantosa, extraordinariamente fuerte; tenía enormes dientes de hierro; comía, trituraba y lo sobrante lo pisoteaba con sus patas. Era diferente de las Bestias anteriores y tenía diez cuernos.


   Repito, tenía enormes dientes de hierro, esto por si usted tenía dudas, la Bestia que ve el Profeta Daniel, es el mismo imperio que vio el Profeta San Juan: Un gran Dragón rojo. Los lideres del imperio Dragón rojo, son llamados hombres de hierro.


A veces aparenta ser un tonto, para esconder su otra naturaleza:





         Pablo VI como Padre de la mentira, logró engañar a millones cuando dijo que el humo de Satanás se había infiltrado por una grieta en el vaticano, todos miraron alrededor buscando un culpable, y se estaba refiriendo a él mismo, con mas razón, fácilmente engañó a muchos, haciéndoles creer que simplemente era un hombre poseído u homosexual. Tómense en serio las palabras de nuestro Señor Jesucristo cuando nos dijo que el diablo es Padre de la mentira, destruye a las almas logrando llevarlas al Infierno a través de la mentira, y a los elegidos, en su envidia, al no lograr llevarlos al Infierno, a veces engaña, para que no logren un alto estado de justificación y amistad con Dios haciéndoles pecar contra la fe, la caridad y la esperanza. Si tiene temor de Dios, cuidará de su alma ante tan peligroso enemigo que ronda como león rugiente buscando a quien devorar 1 P 5,8. Si tiene amor a la Verdad, nunca olvide que el diablo es el padre de la mentira.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...