Si alguno

lunes, 13 de febrero de 2017

¿Por qué la mayoría de los católicos se condenan?. Evite la venganza del corte.




Juan 15,1 Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el viñador. Todo sarmiento que en mi no da fruto, lo corta y todo el que da fruto lo limpia para que de más fruto.

Antipapa Pablo VI logró mediante el engaño suprimir el sacrificio perpetuo Daniel 8,11 Llegó incluso hasta el jefe del ejército, suprimió el sacrificio perpetuo y sacudió el cimiento de su santuario.

Este pecado de Pablo VI es conocido como el corte de la misa un intento de matar la misa latina tradicional el acto de culto más sagrado del rito romano de la Iglesia Católica que fue codificada por el Papa San Pío V en su bula Quo primum en 1570 lo mismo intentó hacer con la fe católica tradicional.

El pecado que ha llevado lamentablemente a muchos católicos al infierno es el mismo y es un crimen parecido al de Pablo VI... Vale recalcar que Pablo VI no fue católico pero en su naturaleza humana (el diablo) intenta matar a Cristo por su pecado de idolatría (orgullo)

Los sarmientos son los católicos que al no perseverar en los mandamientos divinos cometen un crimen y es la ruptura-separación-corte con el Mesías, este pecado es un desprecio al Cordero Hijo del Altísimo infinitamente bueno que murió en la cruz por nuestros pecados tres veces santo al que todos los ángeles del cielo adoran, este pecado (no perseverar en el amor divino) es un corte, es un desprecio.

    Pablo VI al intentar matar la misa logró el corte de la misa precisamente algo parecido ocurre cuando no perseveramos en el amor de Dios, ocurre un corte, ocurre un crimen. El cristiano teniendo la oportunidad de rezar el Santísimo Rosario de 15 misterios no lo hace y al no cumplir o ser inconstante está cometiendo un crimen porque está cooperando con el maligno que no quiere que lo rece. El cristiano que pudiendo terminar su rosario completo no lo hace por el pecado de pereza u otra excusa y prefiere irse a dormir o a ejecutar otra cosa que de manera velada pareciera que no es pecado pero termina convirtiéndose en un argumento para no continuar amando a Dios comete un crimen (desprecio) y se comete un corte en su relación con Dios, una separación - una ruptura-. El amor de Dios es infinito y al ver que su Hijo es llevado de nuevo al corte entonces en venganza el Padre hace lo mismo, lo corta, corta ese sarmiento que no da fruto por ser inconstante. ¿Por qué el Padre corta los sarmientos? En venganza, porque el cristiano ha cometido el mismo pecado.

   Juan 15,4 Permaneced en mí como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no permanece en la vid así tampoco vosotros si no permanecéis en mi. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos. El que permanece en mí  yo en él ese da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada. Si alguno no permanece en mí es arrojado fuera como el sarmiento y se seca; luego los recogen los echan al fuego y arden.

    Los católicos inconstantes (que no perseveran) no se salvan porque son falsos devotos de María por pereza, negligencia y malicia no cumplen sus obligaciones con Dios especificamente la oración pilar fundamental de la adoración divina que lleva a los frutos ya que sin Dios nada podemos hacer. No terminar el Rosario pudiendo hacerlo usted comete un crimen (desprecio) a la Santísima Virgen y a su Hijo logrando un corte en su relación con Dios y un pecado lamentablemente parecido al de Pablo VI, este corte bajo pena de pecado venial o mortal lleva a la justa venganza del Padre y lo corta a usted ( el sarmiento) Este sarmiento rápidamente empieza a secarse y no puede dar un fruto más por supuesto porque no está en la vid. TODOS LOS PROBLEMAS ESPIRITUALES, la aversión o repugnancia a la oración, lo que le parecía fácil ahora le parece difícil, usted empieza a parecerse a una bestia en sentido figurado porque el cuerpo lo empieza a dominar y empieza a sentir una fuerte inclinación hacia los placeres no permitidos como la gula, la pereza la irritación (ira) entre otros pecados esto se explica y sucede porque usted ha sido cortado de la vid, es decir; por ser cortado se ha secado y sólo sirve para ser arrojado a las llamas para que arda. No necesariamente es necesario caer en pecado mortal para ser cortado de la vid, la vida de un recién converso es muy distinto a un católico que lleve 4 años adorando a Dios por medio del Rosario, éste que lleva 4 años como católico al cometer el corte (no perseverar) es justo que sea cortado en cambio, con el recién converso que está aprendiendo a rezar y que acaba de salir de las tinieblas y está aprendiendo a caminar en la luz puede ser distinto. Usted se ha secado porque ha sido cortado, ese sarmiento ya no sirve sino para ser arrojado al Infierno. Este crimen pasa desapercibido (el corte -ruptura) debido a la malicia del cristiano que no conoce quién es Dios y lo crucifica. La única manera de que usted se salve de ir al Infierno es que sea injertado milagrosamente en la vid por intersección de nuestra Señora, por medio del arrepentimiento verdadero, la penitencia y la confesión. Juan 3,6 Todo el que permanece en él no peca. Todo el que peca no le ha visto ni conocido. El orgullo lleva al no cumplimiento de nuestras obligaciones llevando a término la crucifixión de Cristo, el orgullo lleva a  la persona a este crimen por su pecado de idolatría, debe quitar (cortar) a Cristo para colocarse sobre él o quitarlo como si él fuera Jesucristo.

Cometemos el corte cuando:
--Al no cumplir con la oración obligatoria diaria y los mandamientos de la Iglesia Ayuno- abstinencia pero especialmente cometemos el corte cuando pudiendo continuar (perseverando) no lo hace por motivos pecaminosos. El hambre, el calor, persecución no sirvieron de excusas en el amor divino a los santos, sus rosarios fueron siempre bien hechos y terminados, el sueño el frío la tribulación no fueron excusas para no cumplir sus obligaciones, no fueron excusas suficientes para dejar de amor a Dios y cometer el crimen del corte.

Romanos 8,35 ¿quién nos separará del amor de Dios? ¿la tribulación? ¿la angustia? ¿la persecución? ¿el hambre? ¿la desnudez? ¿los peligros? ¿la espada?

El desprecio de Dios lleva a la indignación de todos los Ángeles. Jesucristo es el Cordero de Dios que crimen es dejar de adorarlo. Evita la venganza del Padre, evita ser cortado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...