Si alguno

viernes, 4 de agosto de 2017

Jn 3:5 Respondió Jesús: En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios.

    
       Los herejes por darse a vicios y libertades y entregarse en cuerpo y alma al diablo, padre de toda maldad, exaltan tanto la satisfacción que Jesucristo hizo por nosotros, que se persuaden, que nosotros podemos vivir a rienda suelta y cometer cualquier vicio, sin que por ello hayamos de satisfacer la pena debido a aquellos pecados que hemos cometido. Y mienten y se engañan, porque lo contrario es doctrina católica, predicada por los Santos, enseñada por la Iglesia santa, y todos los fieles tenemos por verdadera. Y los doctores escolásticos la escriben y dicen que la Pasión de Jesucristo nuestro Señor tuvo suficiencia, y la tiene para redimir todos los que han nacido, nacen y han de nacer, aunque fueran muchísimos más. Pero la eficacia y la consecución de esto, que es salvarnos, quiso aplicarlos Dios según la ley que puso para ello, dándonos sacramentos, poniendo en ellos gratia ex opere operato para que la diesen a aquel que se llegase a ellos con disposición. Y por qué lo entendáis bien, quiero poneros un ejemplo: Nace un niño, o hay un adulto que no se ha bautizado. Si este dijese: Yo quiero ser cristiano, porque me han predicado que Jesucristo ha satisfecho por todos, empero ha dejado ordenado y mandado, que:  Nisi quis renatus fueritex aqua Spiritu sancto non potest introire in regnum Dei.( En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios.) Que para que te aproveche la satisfacción que Él hizo, has de bautizar. Y si este no se bautizase ¿Qué le valdría la satisfacción que hizo Cristo? Nada. ¿Fue falta por ventura de parte de Cristo? No. Sino de parte del que no se quiso sujetar a lo que el Legislador ordenó, para que su satisfacción aprovechase...
Pero si uno pierde la gracia que el santo bautismo se le dio, después la pasión de Cristo no se le aplica plenísimamente, sino por medio de los otros sacramentos, que tienen cierto grado de gracia, y por consiguiente cierto grado de satisfacción. Habiendo visto esto, claramente se verá como hay purgatorio. Si la satisfacción de Jesucristo no aprovecha, sino siguiendo el orden que él ha dado, siguese que los ya bautizados, no gozaran de ella: sino es guardado lo que Él ha mandado.   




Tratado del Purgatorio contra Lutero y otros herejes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...